Año Química 2011 Todo es Química

Comentario: criterios de la ANECA para acreditarse para profesor universitario.

2 de diciembre de 2016 · Pol√≠tica cient√≠fca  |   · · ·

Recientemente se han conocido los criterios de la ANECA para conseguir la acreditación para Catedrático y Profesor Titular,

Algunos docentes universitarios han moostrado su preocupación por el endurecimiento de los criterios para el área de Química.

A continuación se publica un comentario de la profesora Marta E. González Mosquera, de la Universidad de Alcalá, que analiza perfectamente la situación.

NUEVOS CRITERIOS ANECA PARA ACREDITARSE EN LA RAMA DE QU√ćMICA

La publicaci√≥n de los nuevos criterios de la ANECA para la acreditaci√≥n nos ha llenado de estupor a los que pretendemos acreditarnos, bien sea como Profesor Titular o como Catedr√°tico, sobre todo, en la rama de Qu√≠mica. De nuevo nos encontramos ante un bandazo, donde hay una distancia no racional entre los m√©ritos requeridos hasta hace dos a√Īos y los que se exigen ahora. Hemos tenido demasiados ejemplos en nuestra Historia que muestran que los cambios radicales no conducen a una mejora, sino todo lo contrario. De nuevo, se olvida que para progresar lo efectivo son modificaciones graduales en la direcci√≥n correcta, de acuerdo con el t√©rmino implementaci√≥n anglosaj√≥n.

No es bueno, ni justo, ni inteligente pasar, de que el criterio en investigaci√≥n para ser Catedr√°tico sea tener 4 sexenios, a unos criterios que implican un nivel de exigencia varios √≥rdenes de magnitud superior. Es cierto que tal vez 4 sexenios no sea un criterio suficientemente exigente. Pero de repente, modificarlo a que los m√©ritos obligatorios requeridos para alcanzar la calificaci√≥n B incluyan tener 25 art√≠culos cient√≠ficos publicados en los √ļltimos 10 a√Īos con un m√°ximo de 4 autores, sorprende, entre otras cosas, porque suena un tanto arbitrario y hasta se podr√≠a considerar un criterio de calidad muy discutible. El n√ļmero de publicaciones puede ser correcto, pero el n√ļmero de autores sin duda no tiene mucho sentido. ¬ŅO acaso un art√≠culo en Science con 5 autores es menos v√°lido que un art√≠culo en Journal of Organometallic Chemistry con 3 autores? Este criterio de un m√°ximo de 4 autores es particularmente discutible porque nos encontramos en un momento donde se nos pide colaborar lo m√°s posible y se busca una ciencia interdisciplinar. Adem√°s, dado el escaso n√ļmero de estudiantes de doctorado por falta de becas, con mucha frecuencia un art√≠culo contiene el nombre de dos o m√°s estudiantes de grado o de m√°ster que han ayudado a completar el trabajo. Esto, sin tener en cuenta que la gran mayor√≠a de los art√≠culos que se publican en Qu√≠mica contienen entre 5 y 9 autores. Por todo lo expuesto, este criterio deber√≠a de revisarse. Entre 4 autores y 12 autores hay muchas situaciones intermedias, probablemente 6 √≥ 7 ser√≠a m√°s razonable.

Asimismo, en los m√©ritos obligatorios pasa a ser imprescindible ser investigador principal (IP) de un proyecto nacional. En relaci√≥n a esto, si bien puede parecer comprensible pedir ser IP dentro de los m√©ritos obligatorios, la realidad es que desde hace a√Īos se penaliza la divisi√≥n de grupos. Lo que conduce a que sea realmente dif√≠cil convertirse en IP cuando se pertenece a un grupo de investigaci√≥n. Por tanto, este criterio resulta particularmente restrictivo y se contradice con las directrices que en los √ļltimos a√Īos se exigen para solicitar un proyecto.

En este punto cabe resaltar que las condiciones que da este pa√≠s para iniciar una carrera investigadora son manifiestamente escasas, a no ser que te integres en un grupo consolidado. Esto est√° en el coraz√≥n del problema de las nuevas exigencias de la ANECA, que no se corresponden con las oportunidades que da el sistema espa√Īol para que un Profesor Titular pueda desarrollar una carrera investigadora independiente y convertirse en IP. A no ser obviamente, que el Catedr√°tico que haya sido su director de tesis se jubile o decida ofrecerle la oportunidad de ser IP y cederle estudiantes para pedir un proyecto. De nuevo volvemos a que los m√©ritos individuales queden por detr√°s del potencial apoyo que un determinado candidato tenga de su ‚Äújefe‚ÄĚ. Tristemente, en lugar de generar las condiciones que permitan el desarrollo de una carrera cient√≠fica individual (como la financiaci√≥n que se otorgan en otros pa√≠ses cuando se consigue una plaza acad√©mica) se exige un rendimiento para el cual no se dan las herramientas que permitan lograrlo. Qu√© pena.

No se comentan aqu√≠ los m√©ritos necesarios para lograr la calificaci√≥n A en investigaci√≥n para la acreditaci√≥n a Catedr√°tico porque ni tan siquiera se han publicado. Los correspondientes a la calificaci√≥n A de Profesor Titular s√≠ se conocen y son un aut√©ntico desprop√≥sito. Se piden 85 art√≠culos cient√≠ficos, de los cuales haya 50 publicados en los √ļltimos 10 a√Īos. En un c√°lculo r√°pido, esto implica que el posible candidato ha de llevar en ciencia al menos 17 a√Īos‚Ķ. para ser Profesor Titular‚Ķ edad m√≠nima de conseguirlo ¬°40 a√Īos! De nuevo nos alejamos de lo que habitualmente sucede en pa√≠ses de m√°s tradici√≥n investigadora, donde normalmente se consigue un primer contrato de Profesor Titular o equivalente en torno a los 30 a√Īos. Adem√°s se pide ser IP de un proyecto nacional y tener 15 publicaciones que hayan salido de proyectos donde se sea IP. Sin la menor duda, esto s√≠ que no se corresponde para nada con nuestro sistema de financiaci√≥n. No dispongo del dato, pero dudo mucho que haya una masa cr√≠tica de personas que hayan logrado ser IP sin ser Profesores Titulares de Universidad. Ante esto cabe preguntarse, ¬Ņcu√°ntos Catedr√°ticos en activo cumplen con lo que se pide para obtener la calificaci√≥n A para ser Profesor Titular?

Aunque la motivaci√≥n tras los nuevos baremos sea el fomento de la calidad, exigir unas condiciones imposibles no conduce a una mejora de la calidad y competitividad, sino a una clara y severa desmotivaci√≥n de las personas implicadas porque no se dan herramientas imprescindibles para conseguir los m√©ritos requeridos. Es necesario, primero, generar las condiciones para que los cient√≠ficos, a trav√©s de su esfuerzo y trabajo, puedan demostrar su verdadera capacidad. El resultado de pedir lo imposible con la financiaci√≥n que nuestro sistema ofrece a los que inician su carrera investigadora conduce a un debilitamiento del mismo. De nuevo volveremos al ‚Äúque inventen ellos‚ÄĚ de Unamuno.

Dra. Marta E. Gonz√°lez Mosquera

Departamento de Química Orgánica y Química Inorgánica

Universidad de Alcal√°

2 comentarios en “Comentario: criterios de la ANECA para acreditarse para profesor universitario.

  1. Como siempre son criterios puestos por gente que nunca ha publicado un paper, ni aplicado para un proyecto, ni saben que es importante en ciencia.
    Y por supuesto no les importa la calidad. Habria que ver si serian tan estrictos si esos criterios se los aplicaran para ellos tambien.

  2. Gracias Dra. Marta E. Gonz√°lez Mosquera, por la valent√≠a de hacer p√ļblica lo que muchos pensamos.
    Las Comisiones actuales en Qu√≠mica nos est√°n llevando a una verdadera y severa desmotivaci√≥n. ¬ŅPor qu√© este empe√Īo???.
    Es lamentable y penoso que est√©n acabando con el esfuerzo y la ilusi√≥n que como PDI intentamos hacer a diario: gracias “Comisi√≥n” por conseguirlo en apenas un par de a√Īos. Enhorabuena!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *